El corazón y alma de Dorje:

Dorje se inspira en lo extraordinario.

Hacemos joyas de calidad con gran valor espiritual  apostando por la ética y la sostenibilidad. Las pensamos, bocetamos y diseñamos contigo, y exclusivamente para tí. Y una vez concebidas, son creadas con la sabiduría de un oficio antiguo y minucioso por artesanos de Madrid. Usamos únicamente metales nobles y gemas naturales de gran pureza.

Nuestras joyas irradian luz. Son arte hecho a mano para conmemorar los momentos más importantes de tu vida.

 Viajar es nuestra pasión, Y lo hacemos coleccionando tesoros de lugares lejanos, que son transformados cuidadosamente en radiantes piezas de joyería en un proceso creativo donde prevalece la intuición, el atrevimiento y la constancia.

Así, un día, por azar, llegó a nuestras manos una pequeña estrella de cuatro puntas de bronce. Era un “Dorje”. Fue un encuentro fascinante. Captamos de inmediato su halo mágico, la fuerza que desprendía, la atracción que generaba. Pronto supimos que, además de un objeto bello y misterioso, se trataba de un amuleto de protección. Y decidimos compartirlo contigo.

El símbolo Dorje, es un importante objeto de culto del budismo tibetano. Representa la unión de la dureza del diamante y la fuerza del rayo.

Nos invita a creer en la magia y nos recuerda esa gran fuente de fuerza que todos tenemos dentro, desde que nacemos, el significado valioso de la vida. Nos hemos enamorado de esta filosofía y queremos hacer de ella uno de nuestros valores de marca.

En Dorje somos inquietos. Estamos deseando despegar de nuevo, explorar lugares increíbles y estudiar sus símbolos milenarios.

¿Creamos juntos tu joya única?